...

Ella que inventó 1000 formas de decirle te quiero sin decir las palabras por culpa de sus miedos. Ella se quedó sola, abandonada y tan sólo con aquel verbo sin conjugar en los labios. Y así la encontró él, el que vino después, llorando en aquel rincón del parque sentada en el césped, con lágrimas que brotaban de sus ojos como si éstos fueran un manantial que nunca desaparece. Se fijó un poco en sus manos, finas y temblorosas que sostenían un manojo de sentimientos enmarañados entre sus dedos. Le pareció tan frágil y triste allí sentada que se acercó a saludarla, no entendía cómo alguien podía estar tan triste en un día tan radiante.
-Hola, qué bonita está la tarde ahora que los días son más largos, ¿verdad?
-Sí-contestó ella sin levantar la cabeza del suelo.
Él se sintió incómodo y le pasó lo de siempre, soltó una carcajada nerviosa que ella no entendió y que se rompió en pedacitos cuando ella levantó la cabeza y lo miró desconcertada. Él no supo que decir al verle los ojos, ahogó una exclamación en un suspiro y apartó la mirada avergonzado. Algo en su mirada le dijo tantas cosas que sin mediar una sola palabra más se sentó a su lado, y vio anochecer en silencio sentado ahí. Y justo cuando la luna aprovechó aquel mismo rincón del parque para jugar, ella se levantó y se despidió con un simple “Gracias”. Y él se quedó ahí recogiendo aquellos sentimientos enmarañados que ella dejó en el suelo, los fue metiendo poco a poco en sus bolsillos y pensó que, cuando llegara a casa, los iba a meter en una cajita en la que después escribiría con permanente: "Muy frágil"

6 comentarios:

FloR* dijo...

es algo triste lo que escribiste,pero me logré imaginar perfectamente la situacion.
muy lindo tu blog.
nos stamos leyendo
besoss
FloR*

unapareed dijo...

Si.. coincido con FloR, en que es un relato muy triste, pero sucede bastante a menudo..
Quiza lo mejor sea dejar el miedo atras, no es muy buen consejero en ciertas circunstancias..

Besos y mucha suerte!

Little Dream dijo...

Los sentiemientos siempre son complicados y frágiles, pero lo bueno es que si están dañados, se pueden curar con el tiempo.

Me llaman octubre... dijo...

Ay... no sé qué decir...

lenika dijo...

qe triste, pero que sumamente bonito...

corinacantares dijo...

triste, pero demasiado tierno...
al igual q flor, imagine la situacion...:(
besos!!